E-commerce: todo lo que necesitas saber antes de crearlo

E-commerce todo lo que necesitas saber antes de crearlo
Gestão de mídia com foco em e-commerce

Un e-commerce es una plataforma donde varias empresas pueden vender sus productos; es decir, una tienda virtual.

Si tú eres un comerciante que busca obtener mayor información sobre cómo funciona un comercio electrónico, ahora es el momento!

En este artículo, aprenderás sobre:

  • ¿Qué es un e-commerce?
  • La diferencia entre e-commerce y marketplace
  • Importancia del e-commerce
  • Tipos de e-commerce
  • Estrategias de Marketing Digital para el e-commerce
  • Métricas de e-commerce


¡Comencemos!

¿Qué es un e-commerce?

En primer lugar, hay que entender lo que es un e-commerce. Y qué crees! Mucha gente no sabe la definición correcta para este canal tan importante para las ventas.

Un e-commerce sólo puede recibir ese nombre cuando los productos disponibles en el mismo, sean de una sola empresa (proveedor o fabricante) y estén registrados en una plataforma virtual propia.

Además, es importante recordar que en el e-commerce no hay intermediarios para el proceso de ventas.

¿Cuáles son las diferencias entre el e-commerce y el marketplace?

¿Cuáles son las diferencias entre el e-commerce y el marketplace?

Para que no quede ninguna duda, es bueno saber las principales diferencias entre los e-commerces y los marketplaces.

El marketplace funciona con la comercialización de productos de las más diversas marcas e intermedia todo el proceso de venta y pago entre el proveedor y el comprador.
Es una gran opción para quien ya tiene una tienda física, pero aún no puede invertir en un e-commerce propio. El marketplace es una de las alternativas más atractivas, ya que es sencillo de administrar: basta hacer un registro y catalogar los productos.

Básicamente, es como si estuvieras alquilando un espacio en un centro comercial para montar tu tienda; pero, en ese caso, el valor del alquiler no es fijo y varía de acuerdo con el número de ventas realizadas en el mes.

Por otro lado, el e-commerce te da más libertad, ya que puedes definir toda la estructura y diseño de tu tienda virtual. Como hablamos, en el caso de los e-commerces, necesitas contar con productos que se refieren a una sola empresa (fabricante o revendedor).

Por lo tanto, si necesitas una alternativa más escalable, el e-commerce es la mejor opción.

¿Por qué es importante tener un e-commerce?

El comercio electrónico se trata de un canal de ventas que se ha vuelto cada vez más común, así como el creciente número de ventas que se realizan a través de él.

Y los datos prueban esto:

Según el Estudio sobre Venta Online en México 2019 realizado por la AMVO (asociación mexicana de venta online) la tendencia a realizar compras en linea a crecido considerablemente, en el 2017 el 7% recurria semanalmente a el ecommerce y para el 2018 se incrementó a un 38%. Haciendo tambien que la confianza al comprar en linea este subiendo sus numeros mes con mes.

Además de la practicidad y comodidad que una compra online propicia, la popularización del uso de dispositivos móviles para realizar alguna compra virtual también justifica el crecimiento.

Las visitas provenientes desde estos dispositivos pasaron de 600 mil en el primer trimestre de 2018 a más de 800 mil hacia el cuatro trimestre de ese año.

Adicional los hábitos de compra empiezan a tener variables representativas, donde vemos las preferencias a la hora realizar una transacción en un ecommerce como: recibir las compras a domicilio (58%); ahorro de tiempo (53%); encontrar más promociones y descuentos que en tienda física (48%); facilidad para comparar precios y variedad (47.4%); y finalmente, encontrar productos que no están disponibles en la tienda física (47%).

Esto no quiere decir que se debe abandonar la tienda física, pero sí contar con el apoyo de un e-commerce es una gran forma para aumentar las ventas y levantar la popularidad de la  marca.

Los tipos de comercio electrónico

Ahora que sabes lo que es un e-commerce y conoces las ventajas de tener uno, es importante entender algunas de las principales categorías de comercio electrónico que se puede explorar en un negocio.

B2B: Business to Business

El e-commerce B2B (Business-to-Business) es el que vende para otras empresas, es decir,  es un canal de ventas para empresas comercializar sus productos a otras empresas.

En ese canal, los productos comercializados generalmente son maquinarias o materias primas – a pesar de poder vender también algunos productos acabados.

La diferencia de las transacciones realizadas en B2C, el e-commerce  B2B requiere un sistema más complejo y debe estar preparado para trabajar con variables.

Osea, el valor de los impuestos, flete, reglas de pedido mínimo, aprobación de registro, límite de crédito, tabla de precios, condiciones y medios de pago, etc. Todos estos factores necesitan ser analizados por el sistema.

B2C: Business to Client

En este caso, el e-commerce B2C alcanza y comercializa directamente con el cliente o consumidor final. Además, se permite la multiplicidad de categorías y servicios.

E-commerce Mayorista

El e-commerce mayorista comercializa productos en altas cantidades y, por lo tanto, una de sus principales barreras es la logística de entrega.

Por esto, es común que este tipo de e-commerce ofrezca la posibilidad de compra online y retirada en tienda física.

E-comercio Minorista

El e-commerce minorista es uno de los más populares. Básicamente, trabaja con ventas en pequeñas cantidades, ya que no tiene un gran stock de productos como el mayorista, lo que puede causar cierta preocupación a los comerciantes.

Por eso, es necesario contar con un sistema de ventas que sea integrado al control de stock, para evitar la realización de ventas que no podrán ser atendidas.

Estrategias para adoptar en su e-commerce

Estrategias para adoptar en su e-commerce

Además de preocuparse por la calidad, la logística y la rentabilidad de sus productos, es importante pensar en cómo tus clientes llegan a tu tienda o en cómo llegar a tus posibles compradores.

Por esto, contar con buenas estrategias de Marketing Digital puede ser una buena forma de potenciar su e-commerce.

E-mail marketing

Más importante que atraer nuevos clientes es fidelizar a aquellos que ya se tienen. Por eso, es imprescindible la adopción de las estrategias de e-mail marketing en su planificación.

El e-mail marketing es uno de los canales que tiene el poder de estrechar la relación entre la empresa y el cliente.

Al hacer uso de este servicio, es posible diseminar contenido acerca de tus productos, informando y educando a tus clientes cada vez más. La consecuencia es el reconocimiento de marca como referencia en determinados asuntos.

Además, también se puede invertir en los servicios de correo electrónico de marketing para enviar ofertas segmentadas – aumentando así el número de ventas.

También es importante contar con una herramienta de automatización de e-mail marketing – para facilitar la segmentación, seguimiento y análisis de las métricas.

Marketing de contenido

Tener un blog caminando junto con tu e-commerce también es extremadamente importante. Además de educar al cliente para facilitar el proceso de compra, es imprescindible para aumentar el tráfico del e-commerce.

Los usuarios son cada vez más exigentes y, en Internet, primero se consume la información de marca que la misma transacción de  compra.
Nadie compra algo, aún más si es por internet, sin comparar los precios y buscar información sobre el producto deseado.

Por eso, se debe tratar de hablar del producto de forma más didáctica y sencilla posible, explicando la forma de usar, cómo y dónde es propicio e informaciones similares.

Vamos a un ejemplo:

Supongamos que vendes artículos deportivos. En este caso, puedes explicar cuáles son los beneficios de la carrera, la importancia de mantener una rutina de ejercicios a diario, etc.

De esta manera, el discurso se vuelve más persuasivo y el usuario pasa a identificar que tiene un problema y que su solución es la compra de un determinado producto de su e-commerce, como un tennis, por ejemplo.

Además, no es necesario crear contenido sólo en forma de texto, sino producir vídeos sobre los productos, webinars con expertos en temas, e-books, etc.

Para diseminarlos, vale la pena apostar en newsletters, posts en redes sociales, blog y claro, siempre debes contar con la ayuda de una buena Landing Page – para que los usuarios puedan dejar sus datos a cambio de los contenidos que él está interesado.

SEO

SEO es un conjunto de técnicas de optimización para blogs, sitios web y páginas web que buscan alcanzar buenos rankings orgánicos en los motores de búsqueda – generando más tráfico y autoridad para determinado blog o sitio web.

Para que una estrategia de SEO sea eficiente, es necesario realizar algunas búsquedas para descubrir qué palabras se utilizan más cuando los usuarios buscan algo de su nicho en los motores de búsqueda (Google, Yahoo, Bing, etc.).

Después de eso, es necesario insertarlas (de la forma más natural posible) en tu sitio y en el contenido. Si es posible, incluirlas en los títulos de las páginas de categoría y de productos de tu e-commerce.

De esta manera, los robots de Google evalúan el sitio con más facilidad y ofrecen tu tienda como una de las principales soluciones a los usuarios que hacen investigaciones sobre tu nicho.

La consecuencia de este trabajo es un alto número de visitas en tu e-commerce, además de buenos resultados orgánicos, haciendo que puedas  reducir los costos.

Los links patrocinados, como su nombre ya dice, consiste en estrategias de visualización de productos y servicios de una determinada marca que se muestran a cambio de un pago.

Hoy en día, hay dos empresas que son expertos cuando el asunto es los medios de pago: Facebook (Facebook Ads) y Google (Google AdWords).

La ventaja de estas empresas es que, incluso con poco presupuesto disponible, es posible crear y ejecutar campañas – ya que no tienen valor mínimo y pueden ser pagadas de diversas formas.

Ambas herramientas contienen objetivos y logísticas distintas, pero si se utilizan en conjunto y de manera correcta, te ayudan a aumentar la tasa de conversión de tu e-commerce y la popularidad de tu marca.

Métricas para acompañar

étricas para acompañar en su e-commerce

Todo negocio requiere un seguimiento de resultados constante – y en el e-commerce no es diferente. Al final, esta etapa es esencial para evaluar lo que está o no dando bien y lo que debe ser alterado para mejorar el proceso.

Dentro de ese proceso, existen diversas métricas para acompañar (que varían de acuerdo con cada objetivo) y, aquí entre nosotros, sería imposible acompañar a todas ellas con efectividad. 

Visitas únicas X visitas recurrentes

Tener muchas visitas en tu sitio no siempre es una buena señal. Por lo tanto, es necesario evaluar el número de visitas únicas así como el de visitas recurrentes.

¡Mantente atento! Si el número de visitas únicas es mayor que el de visitas recurrentes es señal de que puede haber algo mal en lo que se refiere a la navegación del sitio.

Otra manera de evaluar las visitas es considerar el promedio de tiempo que el usuario pasa en el sitio, además de verificar cuántas páginas se visitan.

Fuente de tráfico

Saber que los usuarios están accediendo a tu e-commerce es una gran noticia, pero saber qué estrategia sirve para las mismas es mejor todavía. SEO, links patrocinados, blog o correo electrónico de marketing?

Para que tus estrategias tengan aún más éxito, es necesario descubrir lo que ha sido más eficiente para atraer al usuario y claro, explorar esta técnica al máximo.

Abandono de carrito

Sin duda el abandono de carrito es una de las métricas más importantes para acompañar. Por eso, es necesario evaluar cuántos usuarios colocan productos en el carrito y no finalizan la compra – y entender por qué esto está sucediendo.

La mayoría de las veces, el abandono de carro puede ocurrir por dos motivos: valor del flete y tiempo de entrega.

Por eso, si usted identificó que el valor final de la compra, calculado con el flete, puede ser el motivo de los abandonos, evalúe la posibilidad de ofrecer flete gratis para esos clientes.

Pero, si usted ha identificado que el problema para el abandono de carrito es en cuanto al tiempo de entrega, trate de hacer acuerdos con las compañías asociadas – para la optimización de la entrega de estos productos.

Competitividad de precios

Uno de los principales factores que hace que la gente opte por hacer la compra por internet es el precio, ya que la mayoría de las veces es menor que el ofrecido en las tiendas físicas.

Sin embargo, existe una competitividad de precio muy alta entre los e-commerces y, por eso, hay que pensar en formas de hacer que tu e-commerce salga por delante.

El ideal es hacer acciones rutinariamente. De esta manera, además de alcanzar un buen número de ventas, se alcanzan nuevos usuarios y, a partir de ellos, se puede pensar en formas de cómo fidelizarlos.