Cómo aplicar las 4Ps del marketing a tu estrategia de e-commerce

Gestão de mídia com foco em e-commerce

Uno de los conceptos clásicos del marketing es el análisis de las 4Ps. El concepto fue creado por Neil Borden en 1949 y ha guiado muchas estrategias y acciones durante los últimos 70 años. El mundo se ha vuelto digital y muchas cosas han cambiado desde entonces.

Pero, ¿quién dijo que este concepto está desactualizado? Bueno, para comprender cómo se puede seguir usando, consulta cómo se aplican las 4Ps en el e-commerce y cómo puedes aprovechar sus estrategias. Ten una buena lectura.

Producto

El producto es lo que vende el E-commerce, ya sea físico o digital, como cursos, e-books, entre otros. Esto ya está presente en las estrategias pre-internet y, por tanto, no es nuevo. La diferencia aquí es que la presentación del producto debe ser lo suficientemente atractiva para que el usuario haga clic y realice una compra, incluyendo temas relacionados con la User Experience (UX), el diseño, la fotografía del producto, entre otros recursos.

Algunos puntos que puedes considerar son:

  • ¿En qué se diferencia tu producto de los competidores?
  • ¿Cómo resaltar las razones por las que los consumidores eligen tu producto y no el de la competencia en tu página?
  • ¿Qué atrae a la audiencia a comprar tu producto? ¿Cómo puedes aprovechar esto en los recursos visuales de las imágenes de tu producto o en el sitio web?

Precio

El factor precio está relacionado con el valor sobre el cual cobras por los productos. Aquí tenemos una tensión entre dos variables: quién vende quiere poner el mayor valor posible, para tener un mayor margen de beneficio. Los consumidores, por otro lado, quieren gastar la menor cantidad de dinero posible.

Por lo tanto, el precio debe estar en algún punto intermedio. Recuerda, para tu e-commerce, las estrategias de precios también están alineadas con el posicionamiento de marca. Los precios demasiado bajos pueden significar mala calidad, y los precios más altos que los de la competencia, sin presentar el valor agregado de la manera correcta, pueden ahuyentar a los clientes.

Plaza (lugar)

Aquí entramos en la “P” más sensible y, a la vez, más estratégica del E-commerce, es decir, ¿cómo trabajar el lugar donde expondrás tus productos? Tanto para las tiendas físicas como para las virtuales, hay una máxima que se debe tener en cuenta: estar donde están tus clientes.

Esto se debe a que actualmente tenemos varias formas de comercializar productos que no están restringidas a la plataforma principal. De esta forma, puedes explorar otras estrategias como:

  • vender en marketplace;
  • adoptar Live Commerce;
  • adoptar Social Commerce;
  • adoptar Conversational Commerce.

Con esto, encuentras más puntos de contacto con tus clientes, aumentando las posibilidades de conversión, ofreciendo formas más prácticas de encontrar tu producto.

Promoción

La última “P” del marketing, cuando pensamos en el e-commerce, tiene una serie de ventajas que facilitan los procesos. La promoción se encarga de dar visibilidad a tu tienda en su conjunto. Es decir, está relacionado con todas las estrategias que acercan al público a los productos y servicios que ofreces.

El marketing aquí es uno de los grandes aliados. Y tenemos algunas preguntas importantes en las que pensar:

  • ¿Dónde se encuentra tu público objetivo? ¿Qué plataformas se utilizan?
  • ¿Qué tono quieres darle a tus acciones comerciales?
  • ¿Cuál es el perfil de quienes compran en su tienda?
  • ¿Cuáles son las estrategias de marketing más modernas para E-commerce?

Las 4Ps aplicadas al e-commerce, cuando están bien definidas, te permiten crear estrategias más eficientes para captar la atención de tus clientes y, así, potenciar los resultados.

Por lo tanto, ¡es fundamental que no haya dudas sobre este tema! Si aún tienes alguna pregunta, contáctanos y nos pondremos en contacto contigo.