Metodologías ágiles: comprende cómo Corebiz aplica estos principios y el impacto en las operaciones de nuestros clientes

Metodologias ágeis: entenda como a Corebiz aplica esses princípios e o impacto na operação dos nossos clientes

Las metodologías ágiles son los verdaderos aliados para la ejecución de proyectos de diferentes dimensiones.  Empresas de todos los segmentos del mercado pueden contar con la agilidad para fortalecer la cultura organizacional de manera fluida. 

Pero ser ágil no quiere decir, necesariamente, ser más rápido. Una cultura pautada en la agilidad representa estar adaptados a los procesos más funcionales, tener facilidades en lo aprendido y en la adaptación. El secreto está en el conjunto, en el pensamiento sistémico. 

También porque un equipo ágil empieza a trabajar con más sinergia e integrado con el equipo y las necesidades de la empresa. Sigue leyendo y descubre cómo Corebiz ha implementado la agilidad en sus proyectos de forma sencilla.

La agilidad y su papel en las organizaciones

Existe una confusión del término “Ágil” en relación a la velocidad, no sólo por la palabra, sino también porque las organizaciones que emprenden una transformación ágil acaban aportando valor añadido, más rápido y con mayor frecuencia. Porque los equipos empiezan a priorizar las tareas importantes que ayudan a alcanzar los objetivos de la empresa o de los clientes.

El flujo de trabajo se hace más eficiente y productivo, ya que hay una mayor comunicación y colaboración de todos los equipos. El desperdicio de tiempo con las actividades que no agregan valor o retrabajos por ejemplo, son minimizados. Así, el tiempo trabajado y las entregas añaden más valor al objetivo o al negocio.

Ser ágil es ser, de hecho, eficiente, hacer entregas de valor, trabajar en conjunto, tener conciencia del flujo de tareas, tener insight positivos, actuar con foco, validar que el camino esté correcto y perseguirlo de forma continua. Por medio de la metodología y de sus herramientas es posible aplicar y alcanzar las acciones. 

Las metodologías ágiles, son prácticas con herramientas que posibilitan hacer entregas de valor, mitigan riesgos e incertezas y disminuyen costos de retrabajo. El Manifiesto Ágil valoriza los siguientes puntos. Incluso si hay valor en los elementos de la derecha, los artículos de la izquierda se valoran más.

Individuos e interaccionesProcesos y herramientas
Software en funcionamientoDocumentación completa
Colaboración con el clienteNegociación de contratos
Responder a los cambiosSeguir un plan
tabla comparativa del Manifiesto Ágil 

El Manifiesto Ágil, encontrado en el sito agilmanifesto.org está basado en los 12 principios que enlistamos abajo: 

  1. la mayor prioridad es satisfacer al cliente por medio de la entrega continua y avanzada de software con valor agregado;
  2. los cambios en los requisitos son bienvenidos, incluso en una fase avanzada del desarrollo. Los procesos ágiles aprovechan los cambios para conseguir una ventaja competitiva para el cliente;
  3. entregar frecuentemente el software funcionando, desde unas pocas semanas hasta algunos meses, con preferencia al menor tiempo posible;
  4. los empresarios y los desarrolladores deben trabajar juntos a diario durante todo el proyecto;
  5. construir proyectos en torno a personas motivadas. Dales el entorno y el apoyo necesarios, y confía en que hagan el trabajo;
  6. el método más eficiente y eficaz para transmitir información a un equipo de desarrollo y entre ellos, es la conversación cara a cara.
  7. el software de trabajo es la principal medida de progreso.
  8. los procesos ágiles promueven el desarrollo sostenible. Los patrocinadores, los desarrolladores y los usuarios deben ser capaces de mantener un ritmo constante indefinidamente;
  9. la atención continua a la excelencia técnica y al buen diseño aumenta la agilidad;
  10. la simplicidad es esencial, es el arte de maximizar la cantidad de trabajo no realizado;
  11. las mejores arquitecturas, requisitos y diseños surgen de equipos autoorganizados;
  12.  a intervalos regulares, el equipo reflexiona sobre cómo ser más eficaz y luego perfecciona y ajusta su comportamiento en consecuencia.

Las metodologías ágiles son el camino, pero no la receta preparada

La agilidad es una cultura que busca la evolución continua y la colaboración para alcanzar los objetivos deseados por la empresa. Existen numerosas metodologías y prácticas inspiradas en esta cultura, que aportan mayor productividad a la rutina de los equipos

Las metodologías ágiles adoptan métodos para organizar el flujo de trabajo, considerando la disposición y realización de las actividades en secuencia lógica y, si es posible, de forma automática. Es un proceso paso a paso para la ejecución de un trabajo, de la manera más eficiente y práctica posible. 

La secuencia de actividades debe pensarse de forma sistémica, es decir, para lograr un flujo ideal, es necesario realizar algunos estudios y análisis, considerando diversos factores como equipos, rutinas, procesos, herramientas y posibilidades. Por lo tanto, la cadena de procesos se estudia, se planifica, se modela y se automatiza.

Conoce la base de la metodología ágil en Corebiz

En Corebiz, el mayor reto ha sido siempre aplicar las metodologías ágiles de forma que tuvieran sentido y fueran sostenibles para equipos que trabajaban en multiproyectos, con clientes repartidos por varios países de Europa y América Latina. 

Así, nuestra metodología base fue diseñada para ser flexible y sencilla de aplicar, permitiendo que diversos formatos de equipos, proyectos y entregas trabajen en el formato Agile. Se convierte en una guía, y en el primer paso, para los equipos y organizaciones que desean empezar a aplicar la agilidad, pero no saben por dónde empezar. 

La metodología de Corebiz se basa en los siguientes pilares: 

  • organización: sprints a partir de 2 semanas y uso de las herramientas del workspace.
  • visibilidad: uso del tablero Kanban para la visibilidad de las tareas en la herramienta, con elementos de identificación predeterminados (TAGs/ columnas/ uso de subtareas).
  • etapas del workflow ágil, con ayuda de los ritos: planificación (planning), ejecución (dailys) y revisión (retrospectiva).

En este escenario, es posible tener un agilista que se ocupe de tres equipos o facultar al squad líder para que implemente, siga y haga evolucionar al equipo dentro de la agilidad. Todo puede ser flexible, pero siguiendo estos principios básicos y modulando lo necesario, garantizamos a través de una sencilla metodología la más rápida implantación en la práctica de la cultura ágil dentro de la empresa. 

Nuestros primeros y principales pasos para difundir la cultura ágil dentro de la organización

Nuestros primeros y más importantes pasos se basan en tener un líder del capítulo de agilidad dentro de la empresa, el Chapter Leader Ágil, responsable de las iniciativas que fomentan la cultura. Esta persona no dirige a los compañeros, sino que apoya todo y a todos dentro del tema. 

Con ello, se establece una tribu de agilidad, que invita e integra a personas de cualquier competencia a formar parte de ella, ya que la agilidad es una cultura más que una competencia.

En esta tribu, tienen lugar conversaciones, intercambios y orientaciones sobre la agilidad. Teniendo en cuenta que todo lo que se difundirá o compartirá a nivel mundial comienza allí, como la formación, los contenidos y las iniciativas de difusión. Todas las reuniones se graban y se registran para el seguimiento de los miembros, siguiendo una ruta.

El registro de estas reuniones y los contenidos sobre el tema están disponibles para su consulta por parte de todos en la empresa, junto con los vídeos realizados en las reuniones de la tribu, para garantizar una mejor comprensión de lo que se presenta. 

El Chapter Leader está siempre a disposición de todos, independientemente del nivel jerárquico, para ayudar o aclarar cualquier duda sobre el tema de la agilidad o la gestión de equipos.

Y de vez en cuando, este líder puede elegir o invitar a un equipo (squad) para aplicar la metodología. Alineándose con el liderazgo del mismo, que al finalizar la implementación, será necesario nombrar una persona responsable de continuar y evolucionar el tema. 

En las implementaciones, fue posible identificar la evolución gradual del equipo en su compromiso, con enfoque, desempeño seguro y autosuficiente en las actividades, desde la claridad y visibilidad que la agilidad emplea para que todos sepan por qué y qué hay que hacer.

A continuación verás algunos de los informes de personas que han participado y han pasado por esta transformación:

“La adhesión a los procesos ágiles ha mejorado no solo el tema de los plazos, sino también la calidad de la entrega, dado que tenemos más visión del proyecto, de los objetivos y podemos planificar mejor cada paso en la ejecución de las tareas.”

STELLA SOARES, DESARROLLADORA DE COREBIZ

“¡La agilidad es top! Particularmente trabajo mucho mejor cuando siento que está bien organizado y planificado lo que hice, hago y haré, y en este punto la agilidad me ayudó mucho. Cuando la gente del extranjero me pregunta “¿cómo es el servicio?”, siempre respondo “Vaya, no tienes ni idea de lo organizadas que están las cosas allí”. Esto es gracias a la agilidad”.

MAURÍCIO REZENDE, DESARROLLADOR DE COREBIZ

“Fue un gran salto para la organización de los proyectos, la visión de las demandas y las entregas realizadas, así como el equipo cada vez más unido e integrado. Mejorar tanto la visión del trabajo, como la asociación del equipo”.

WILL LOPES, TECH LEAD – UX Y UI EN COREBIZ

Resultados e impactos

Hace más de un año desarrollamos la metodología de Corebiz, partiendo de unos principios básicos, teniendo en cuenta las herramientas que utiliza la empresa y las limitaciones que tenemos o podemos encontrar en nuestro formato. La metodología se diseñó para un equipo con el escenario más “caótico” posible, lo que nos permitió trabajar con cualquier realidad, y a continuación puedes ver los resultados de esta aplicación:

Actualmente tenemos unos 13 equipos, o más, que se guían desde la metodología. Se cree que puede haber más, ya que la cultura, junto con la metodología, ha cobrado vida propia y muchos equipos han empezado a utilizarla de forma independiente.

También hubo unos 4 profesionales, que ya eran de Corebiz, que aprovecharon la oportunidad de migrar a un puesto de agilidad. Con la responsabilidad de gestionar y continuar la aplicación de la metodología dentro de sus equipos, y ayudar a la implantación en otros que aún no practicaban la agilidad. 

La agilidad cobró vida propia en la empresa, con profesionales que difundieron y llevaron esta bandera a toda la empresa en diversos equipos y áreas. Algunos son más interesados, se sumergen en el tema para apropiarse de él como agilistas y divulgadores, mientras que otros siembran semillas a donde van. 

Esto generó el intercambio de casos de éxito iniciadas en la tribu de la agilidad, a través de intercambios sobre el tema.

Por ejemplo, la iniciativa de una charla sobre VTEX IO y la integración de equipos del mismo cliente. En otras palabras, más allá de la organización y la metodología, se reveló la fuerza de la comprensión del concepto y la cultura que emplea la agilidad.

Un caso de proyecto que destacó fue la implantación del e-commerce para el cliente Arno, uno de los mayores fabricantes de productos para el hogar, perteneciente al Grupo SEB. El proyecto se desarrolló al 100% según el modelo ágil y obtuvo buenos comentarios tanto del equipo como del cliente.

Entre los puntos destacados, por ambas partes, la organización y la visibilidad fueron fundamentales para garantizar una entrega de excelencia y satisfacer las principales necesidades del cliente para el proyecto.

Conclusión

El uso de metodologías ágiles en las empresas garantiza un proceso de producción más saludable para todos los implicados, lo que repercute en el rendimiento general del equipo y, por tanto, también en las entregas y los resultados positivos.

Las personas son la base del desarrollo de los proyectos, ya sea un producto o un servicio. Y para dar lo mejor de sí, es fundamental que exista un entorno que proporcione los recursos y las interacciones necesarias para obtener el éxito.

En los procesos y proyectos ágiles el cambio siempre es bienvenido. Y aunque las decisiones del cliente interfieran en el progreso o el flujo de trabajo, siempre hay que considerar y aplicar (con el menor impacto posible) dichos cambios, siempre que promuevan una mayor ventaja competitiva.

La prioridad es servir a los clientes mediante la entrega temprana y continua de valor, por lo que ser flexible es esencial. Y son las metodologías y sus herramientas, las que nos permiten adoptar dichas prácticas con el menor riesgo posible.

Acerca de Corebiz

Corebiz, que forma parte del grupo WPP, está especializada en servicios de implantación y evolución del E-commerce. Hoy tenemos más de 600 colaboradores en todo el mundo y más de 140 clientes y proyectos activos en varios países. Nuestras soluciones satisfacen las demandas de empresas de e-commerce de extremo a extremo, como Motorola, HP, Chilli Beans y Ambev, entre otras.

Espero que este contenido te sea útil para implementar la agilidad en el día a día, de tus entregas y las de tu equipo. Y si quieres recibir más contenido como éste, no dejes de suscribirte a nuestro newsletter.

Escrito por:
Priscila Collalto, Chapter Leader Agile
at Corebiz

Escrito por