App Commerce: 6 razones para tener la tuya

¿Sabías que el 90% de los brasileños prefiere realizar sus compras a través de app commerce en lugar de utilizar la computadora? Si aún no has invertido en tu propia aplicación para tu empresa, estás perdiendo una oportunidad de oro para expandir tu negocio.

¿Notas el tamaño de la brecha entre lo que quieren los consumidores y lo que ofrecen muchas empresas? Quédate con nosotros y descubre las 6 razones innegables por las que tu e-commerce necesita una aplicación para crecer de forma sostenible y competitiva.

1. Aumenta la visibilidad

Tener una aplicación de e-commerce aumenta la visibilidad de tu marca de una manera que los métodos publicitarios tradicionales no pueden. Imagina el ícono de tu app en el teléfono celular de un cliente.

A diferencia de un correo electrónico que quizás nunca se abra, la aplicación crea una línea directa de comunicación con el cliente. Es como si tu marca estuviera siempre a su alcance, lista para atraer y cerrar ventas.

2. Facilita la experiencia del usuario

Con una aplicación de e-commerce, la experiencia de compra se convierte en un paseo por el parque. En primer lugar, el cliente sólo necesita iniciar sesión una vez. Esto evita la frustración de ingresar datos repetidamente.

En segundo lugar, la interfaz es más intuitiva que la de un sitio web móvil, lo que permite a los usuarios encontrar lo que necesitan fácil y rápidamente. El diseño centrado en la usabilidad reduce la cantidad de clics para llegar al carrito de compras.

Además, la rapidez también se aplica al pago. La integración de opciones como billeteras digitales permite al cliente completar la compra con solo unos pocos toques en la pantalla. Y todavía tenemos personalización: listas de deseos, historial de compras y recomendaciones basadas en comportamientos anteriores. Todo ello hace que el usuario no sólo inicie, sino que complete el proceso de compra.

3. Fortalece la participación del cliente

El compromiso es la clave para convertir a los compradores únicos en defensores de la marca. Una aplicación de e-commerce ofrece varias funciones para reforzar este compromiso.

Las notificaciones automáticas son inmejorables para mantener a los clientes actualizados sobre promociones o nuevos productos. Pero el consejo es ser pertinente y preciso para no resultar invasivo. Además, piensa en los programas de fidelización dentro de la aplicación.

Las ofertas exclusivas o los puntos canjeables por productos son grandes incentivos. Es como dar una “palmadita en la espalda” virtual que premia la fidelidad del cliente y lo anima a seguir interactuando con tu marca. Después de todo, es más probable que un cliente comprometido se convierta en un cliente leal, y esa es una relación que vale la pena cultivar.

4. Optimiza el análisis de datos

Analizar datos es como tener un mapa del tesoro para el éxito del e-commerce. Una aplicación proporciona una plataforma controlada donde recopilar estos datos es más fácil y preciso.

Empecemos por lo básico: ¿Quiénes son sus clientes? ¿Qué productos miran más? ¿Y qué abandonan en el carrito? Esta información ya te está dando una pista sobre dónde enfocar tus estrategias.

Además, puedes realizar un seguimiento de las métricas de participación, como el tiempo dedicado a la aplicación y la frecuencia de uso. Estos datos pueden ayudarte a personalizar ofertas para segmentos de clientes específicos. Imagínate saber exactamente lo que quiere tu cliente y cuándo lo quiere. Es la receta perfecta para incrementar las ventas y fidelizar a los clientes.

5. Aumenta las ventas

Tener una aplicación de e-commerce es como abrir una tienda adicional que siempre está accesible, directamente en el bolsillo de tu cliente. Es un nuevo canal de ventas que, sorprendentemente, puede superar el desempeño de tu sitio web o incluso a una tienda física. En primer lugar, la comodidad es inigualable.

Los clientes pueden comprar mientras están en el metro, esperando a un amigo o viendo la televisión. Además, la capacidad de enviar notificaciones directas te permite comunicarte con el cliente en el momento adecuado, como cuando es más probable que realice una compra.

Sin mencionar las funciones de pago rápidas y sencillas, que reducen las molestias y fomentan las compras impulsivas. Para colmo, los programas de fidelización en la app pueden ofrecer incentivos adicionales por compras frecuentes. En última instancia, más interacciones significan más ventas. ¿Y quién no quiere eso, verdad?

6. Mejora la retención de clientes

Un cliente que regresa es señal de un negocio saludable. En el mundo del e-commerce, retener es incluso más barato que adquirir nuevos clientes. Aquí es donde brilla una aplicación móvil. No es sólo un canal de ventas, es una máquina de retención.

Los programas de fidelización con recompensas exclusivas son un fuerte incentivo para que los clientes regresen.

Otra arma secreta es la personalización. Con los datos recopilados, tu app puede mostrar productos que realmente interesan al cliente. Además de descuentos y ofertas exclusivas solo para usuarios de la app. Estos elementos crean una experiencia única, lo que hace que sea más probable que los clientes abran su app en lugar de visitar un sitio web de la competencia.

Por eso, no subestimes el poder de una App Commerce en tu estrategia de negocio. Es crucial tener una aplicación que ofrezca funciones sólidas, desde notificaciones automáticas y recogida en la tienda, hasta pago inteligente nativo, entre muchas otras. La buena noticia es que Corebiz puede proporcionar todo esto y garantizar que siempre estés un paso adelante de la competencia. ¿Te interesa? Ponte en contacto con nosotros y transformemos tu e-commerce con Mobfiq.

Escrito por